Talisk: Dawn

Escrito por el 11 de febrero de 2022

Un trío de potencia multipremiada procedente del cinturón central de Escocia.

Talisk se consagró como grupo musical desde aquel lanzamiento de 2016 titulado «Abyss», cosechando elogios a diestro y siniestro: banda de folk del año en los premios BBC Alba Scots Trad Music Awards, un premio BBC Radio 2 Folk Award y la beca Belhaven Bursary for Innovation, por nombrar solo algunos. Por supuesto, después de este éxito, la pandemia asomó la cabeza y, como muchos músicos de gira, Talisk se tomó un respiro. Afortunadamente, se mantuvieron ocupados, y crearon DAWN formando equipo una vez más con Andrea Gobbi en GloWorm. Su experta producción es palpable en todo el disco, y la sensación inmediata es de una frescura increíble, animada por el ritmo imparable los 44 minutos del álbum.

Talisk, formado por Mohsen Amini (concertina), Benedict Morris (violín) y Graeme Armstrong (guitarra), aportan una enorme energía a sus actuaciones. Con gran complejidad y control, son capaces de llevarnos a los máximos niveles con la contundente «Aura», y luego volver a los momentos de introspección en temas como «The Light Of Day», que también muestra perfectamente las delicadas cualidades de las guitarras de Armstrong. Lava’ tiene incluso su propio gancho para cantar, lo que parece una apuesta bastante arriesgada dada la naturaleza de este conjunto, aunque Talisk lo consigue con maestría, haciendo que el oyente se imagine en primera fila en uno de sus conciertos, moviendo los brazos y preparado para lanzarse a una frenética giga en el foso.

Y no se detienen ahí. Entrando en la segunda mitad del álbum (tras un necesario respiro en forma de «Interlude»), Talisk da un paso más con «Beast» y «Dystopia», primera y segunda parte. Aquí la banda realmente empuja sus propios límites, alcanzando estallidos más profundos de energía y brillantez sónica para crear un ambiente envolvente para el oyente. Amini incluso salta al sintetizador, aportando un sonido mayor a la ecuación. Es de buen gusto, pero no por ello menos vigoroso. En un momento dado, incluso se puede escuchar un «bass drop», de entre todas las cosas, si te lo crees.

Talisk no se ha reprimido aquí, y tampoco lo hubiéramos querido. Han creado su propio estilo, canalizando imágenes de tierras de otro mundo e inspiradas en la ciencia ficción en sus títulos. Nos han traído algo nuevo y tentador, y con gran eficacia. La técnica, la rapidez y la melodía siguen siendo los pilares de Talisk, y Amini parece haber alcanzado niveles espectaculares.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Pipes & Drums

1:05 pm 2:00 pm

Programa actual

Pipes & Drums

1:05 pm 2:00 pm

Background